Walker Pruett nació con 14 semanas de adelanto, pesando apenas un kilo al ver la luz por primera vez. Deneen Bryan, el fotógrafo fundador de la organización caritativa Capturing Hopes, se acercó a sus padres, Erica y Jared, para preguntarles si podía mostrar a Walker en su idea llamada "Project 100 days" ("Proyecto 100 días"), que pretende no sólo fotografiar profesionalmente a familias con niños hospitalizados, sino también mostrar lo increíblemente humana y tierna que puede ser la unidad de cuidados intensivos infantiles cuando uno se olvida de los tubos, las medicinas y el equipamiento.

Publicidad
Lo que Denen Bryan captó fue el increíble viaje del pequeño Walker. Al parecer, cada año nacen alrededor de 15 millones de niños prematuros en todo el mundo, y uno de cada 15 no sobrevive. Walker era diminuto al nacer, su fragilidad evidente y, sin embargo, en 80 días pasó de ser diminuto a pesar unos saludables y regordetes 2 kilos y 300 gramos, ¡da gusto ver esos mofletes! Como dicen al final del vídeo, "hay dos maneras de vivir la vida: hacer como si nada fuera un milagro, o hacer como si todo fuera milagroso". La vida es maravillosa, y poder ver los primeros 100 de la vida de alguien es todo un privilegio que el SF Globe nunca olvidará. Véanlo en el vídeo abajo y, por favor, compartan con nosotros lo que estas imágenes les hicieron sentir!